Ella Hughes dejó la carrera de Derecho para ser actriz porno

Redacción ZigmaZ
By Redacción ZigmaZ 3 Min Read

PayPal donacion

Abandonó su primer año de educación superior para introducirse poco a poco en el mundo de los vídeos para adultos. Ella Hughes dice no haberse arrepentido nunca de su decisión.

“Mis profesores decían que la pornografía y el Derecho no eran compatibles. Que un título en esta especialidad necesitaba gente respetable y que yo no tenía ese estatus con mi perfil ‘online’. Tenía que decidir si quería seguir estudiando o no. Acabé eligiendo el porno”. Con su lenguaje directo, a veces telegráfico, expone Ella Hughes sus razones para dedicar su vida profesional a una controvertida profesión.

A sus 22 años, Hughes lleva ya tres trabajando como intérprete de vídeos para adultos. Fuera de este sector, su nombre comienza, incluso, a hacerse más popular. El pasado año participó en un episodio de ‘Juego de Tronos’ y recientemente su contribución en el cuarto capítulo de la serie ‘Sex Map of Britain’, emitido por el canal BBC 3 (junto a un artículo publicado por la web del medio público británico), le ha hecho cobrar notoriedad.


Hosting para tu web

Ella Hughes

Poder e independencia



La actriz cuenta cómo su vida universitaria era incompatible con la posibilidad de tener un sustento a través de un empleo. Sus clases iban de 9 de la mañana a 7 de la tarde y a pesar de disponer de una beca como estudiante, ya había tomado la determinación de que quería mantenerse a sí misma sin depender de nada ni de nadie.

“Me di cuenta de que para cuando quisiera acabar mis exámenes, gracias al porno me podría comprar un coche y una casa”.

Empezó a lograr pequeñas sumas trabajando como modelo para fotógrafos amateurs que necesitaban crearse su primer portfolio. De ahí, el paso natural fueron las fotografías subidas de tono de las revistas dedicadas al público masculino. A través de estas apariciones, Hughes comenzó a recibir las primeras llamadas por parte de las productoras de vídeos para adultos: “Estuve pensándolo unos tres o cuatro meses. Cuanto más estudiaba la oferta, más la quería aceptar. Todo parecía muy fácil”.

Hughes reconoce que había participado anteriormente en fiestas de temática sadomasoquista: “Adoro el sexo, así que al final decidí probar aquello. Pensé que nadie vería mi primer vídeo, sin embargo, tuvo cuatro millones de visitas”. Respecto a su primera toma revela que “me encantó todo el proceso de rodaje. No me importaba que hubiera tanta gente viéndome practicar sexo, estaba acostumbrada por las fiestas a las que acudía. Solo duró 20 minutos y fue muy sencillo. Cuanto más lo hacía más me gustaba. Comencé a grabar 15 escenas al mes”.

Con información: El Confidencial

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta