El cliché de la semana: No quiero endurecer la grasa ¡FALSO!

María Parra
By María Parra 6 Min Read

PayPal donacion

“No quiero hacer abdominales porque voy a endurecer la barriga”, “entrenar con pesas me va a endurecer la grasa” o “yo solo voy a hacer cardio porque así puedo rebajar más rápido” son una de las tantas frases que se escuchan sin descanso por personas que se están iniciando en el mundo fitness y desconocen del tema. Es normal que algunos crean en estas afirmaciones pero es tarea de todos educarse y derrumbar esos falsos mitos que solo perjudican nuestro avance.

Para tumbar este mito lo primordial es identificar que los músculos son músculos y la grasa es tejido graso, por lo que ninguno se va a convertir en el otro. Si tu entrenador te ha indicado que no hagas abdominales porque puedes endurecer la grasa del abdomen, antes de continuar leyendo por favor cambia de entrenador ya porque lo que te ha dicho es un enorme pecado.

Cuando te encuentres entrenando un músculo determinado la verdad es que si se va a endurecer, se va a ir definiendo mientras lo vayas entrenando pero se endurecerá es el músculo no la grasa que tengas allí. En cuanto a la frase “No quiero hacer abdominales porque voy a endurecer la barriga” lo primero que debes hacer es eliminarla de tu mente y tener en cuenta que si son necesarios para tu entrenamiento mas no la base de este para perder esa grasa molesta, hay que recordar que hacer mil abdominales te ayudará a fortalecer esa pared abdominal pero tu objetivo es bajar esa fea barriga que ves en el espejo y eso se logra combinando cardio y pesas.


Hosting para tu web

¿Cómo perder la grasa de esas áreas problema? Primero debes entender que la grasa es energía almacenada, una especie de cuenta en el banco a la que le ha llegado el momento de hacer ciertos retiros; la alimentación juega un papel crucial aquí (que siempre dependerá de cada persona) debes tomar en cuenta a los carbohidratos como una especie de dinero en efectivo ¿Qué pasa cuando necesitas comprar algo y ya tienes el dinero en la mano? Que no recurres a lo que está en el banco, lo mismo pasa con el cuerpo, si en tu dieta hay demasiados carbohidratos, al momento de entrenar no utilizarás esa grasa almacenada para generar energía, si por el contrario disminuyes (no prohibirlos) su consumo, tu cuerpo utilizará la grasa para generar energía y así con el tiempo irás perdiendo tallas.

Nota: Recuerda que la grasa la perderás de forma generalizada, no puedes escoger dónde quieres perder grasa, así que paciencia y a seguir trabajando duro.

“Entrenar con pesas me va a endurecer la grasa” o “yo solo voy a hacer cardio porque así puedo rebajar más rápido” voy a tocar estos puntos juntos porque ambos van de la mano, al entrenar con pesas estarás estimulando tus músculos y al mismo tiempo entrando en un proceso de oxidación de calorías (que es lo que te interesa para bajar tallas), al estimular tus músculos estos se irán definiendo y te ayudarán a que luego de esa pérdida de tejido graso no te veas feo y fofo. En cuanto al punto de cardio, muchos juran y predican que la grasa se suda por lo que se la pasan haciendo miles de minutos de cardio y además comienzan a comprar todas las fajas y sudaderas del mercado ¡ERROR!

La grasa no se suda, lo que usted va a lograr es perder líquido ¿La balanza puede darte un peso menor? Por supuesto, pero es solo el líquido que has perdido en las secciones de cardio, además que hay que acotar que puedes sufrir deshidratación o incluso desmayarte si eres de los que opta por el uso de sudaderas y fajas (que por cierto no se ven bien en nadie).



Lo que puede pasar si te basas en un entrenamiento de solo cardio es que quedarás con un cuerpo flácido y nada atractivo, en cambio las pesas te ayudarán a definirte y lucir bien para esas vacaciones decembrinas que tanto esperas.

Mi recomendación final es que no le teman al entrenamiento con pesas, combínenlo trabajando con su propio peso y guarden unos minutos de cardio para finalizar la rutina, así el cuerpo usará ese tejido graso como energía y el proceso será mucho más rápido; recuerden tener paciencia que aunque queremos los cambios ‘para ayer’ es nuestro cuerpo de quien estamos hablando y de nuestra salud ¡Paciencia! Y no olviden combinar el ejercicio con una adecuada alimentación o sino el trabajo estará totalmente perdido.

«Redacción Zigmaz»

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta