Abril S E ǀ mayo 2, 2018, 2:00 pm

Este remedio consiste en licuar dos dedos de jugo de limón, tres granos de pimienta negra y, lo principal, una penca de sábila.

La sábila es una planta de muchos beneficios, reconocida a nivel mundial por aliviar múltiples dolencias. El limón y la pimienta negra ayudan a resaltar el efecto expectorante, y se pueden usar al gusto.

Lo más importante es que la receta cuente con el cristal, o medio cristal, de una sábila de buen tamaño.

El sabor es lo único que nos podría molestar de esta receta, ya que la sábila tiene un gusto un poco amargo y junto al limón lo que podría provocar es que más de uno deseche la idea. Pero esto tiene una solución muy práctica.

Se deposita la mezcla en una hielera, espera media hora y, al sacarlos, se les rocía azúcar. Por mero detalle, se podrían colocar mondadientes en el medio de la mezcla pasados diez o quince minutos (Depende del colgelador) para que retirarlos sea aún más fácil.

Es todavía mejor si se sumergen en miel, y se espolvorean con un poquitín de canela en lugar de azúcar. Llegados a ese punto, será más un postre que una medicina.

¡Buen provecho!

Abril S.E. / Redacción ZigmaZ

 

Comparte este artículo:



Redactora Creativa

 

Déjanos tus comentarios:

Loading...

Deja un comentario