ZigmaZ

Inicio      

Relato de un tatuador venezolano preso en España

Tatuador venezolano preso en España
Armando Alvarado ǀ febrero 16, 2015, 11:11 pm Odontóloga General Gioconda Mazzochin  

En muchas ocasiones escuchamos a muchos panas, conocidos o amigos con planes de irse de Venezuela ya sea porque hay mejores oportunidades laborales en el exterior  o porque la economía aquí está algo difícil, y en términos generales hemos llegado a pensar que aquél que se va del país está mejor y feliz. Bueno, hoy te hablaremos claro de las consecuencias de portarte en el extranjero como lo haces en Venezuela, es decir,  las consecuencias de ACABAR EL TRAPO cuando tienes MUCHA MALA LECHE.

Para el primer artículo de nuestra sección “Los Viajes Z” contamos la historia de el amigo de un amigo (para no decir nombres) sin embargo, en los bajos fondos este amigo es conocido como “Night”. Este personaje llegó a Madrid el 4 de julio del 2013, luego pasó un mes y medio en la isla de Mayorca y tras tantear en ambos sitios decidió devolverse a la capital de España esperando tener más chance para su profesión, el pana es tatuador.

Primeros días en España

“Yo soy uno de esos casos de que no le importa los riesgos que tome, lo que diríamos en nuestras ciudades alguien que no cree en nadie. Yo fui a Madrid sin tener familia, amigos o conocidos, sin una oferta de trabajo más que mi propio talento y quizá sin el dinero suficiente por lo cual debí pedir un préstamo (que todavía estoy debiendo)”. En su primer día en Madrid no tenía la más mínima idea de cuánto le costaría comer en un restaurant o en algún café, por lo que el “amigo de mi amigo” decidió alimentarse con la primera costumbre española que puso en práctica, resulta que los españoles y cualquier europeo beben demasiado (o mejor dicho con demasiada frecuencia) así que él aprendió que en los bares de tapas, como comúnmente se les dice, en el momento de pedir  una cerveza  (sin preguntarte ni pedirlo) te sirven un plato para picar, prácticamente sin límites de consumo con el único compromiso de que te emborraches y sigas comprando birras.

Este pana buscaba un techo donde dormir pero por miedo a una estafa con el depósito de un apartamento (lo que él buscaba, porque estaba clarísimo que se quería quedar) tomó la decisión de ir aún sin haber cuadrado un sitio pensando que iba a ser muy fácil conseguir vivienda, ya que estaba acostumbrado que en Venezuela todo se resuelve con dinero, él se había ido a España con los ahorros de toda su vida. Resultó que no fue tan sencillo y el muy bastardo le tocó dormir en la calle por una semana ya que era tan tacaño que no quería gastarse los 10 Euros que costaba la cama en un hostal.

“El día que fue mi golpe de suerte estaba en un sitio que se llama embajadores, lo había visto bastante dentro de las páginas de inmobiliarias, y yo no conocía Madrid la verdad es que ni siquiera sabía dónde estaba parado a pesar de que llevaba 7 días recorriendo a pata la ciudad, pero algo que sí sabía de ese sitio es que había una estación de Metro cerca y que los alquileres eran muy baratos”, comentó el amigo de mi amigo. Así que Night le echó bola llamando y llamando, y cada persona lo rebotaba peor que el otro, resultó que más dinero no le abría ninguna puerta o por lo menos no la de los apartamentos que deseaba alquilar, ya que todos pedían que estuvieses trabajando de forma legal y al verlo forrado de tatuajes y sin ningún trabajo fijo no era precisamente la imagen de estabilidad que ellos buscaban, más bien le cerraban la puerta en la cara (como se ve que estos tíos no saben el luquero que se mete un tatuador en Caracas).

El día de su “suerte”

Zigmaz - Tatuador preso en España 00

Plaza de los Cubos de Madrid

Después de tanto rodar y de haber sido rebotado más veces que pelota e’basquet, por fin alguien atendió a sus necesidades y le dijo que no solo tenía un apartamento sino dos para mostrarle. “Quedé con él a las 7 de la tarde (se considera tarde en España y no noche)  para que me mostrara los apartamentos, el primero quedaba en un sitio llamada la Plaza de los Cubos que queda cerca de la Plaza de España, el apartamento era de 3 habitaciones pero realmente lo que alquilaba era una sola habitación, las otras dos serían ocupadas por dos chicas universitarias que no conocería hasta el mes siguiente cuando empezaran las clases, este piso tenía dos baños aparte de las habitaciones, su cocina, un televisor de pantalla LCD que lo que provocaba era ver porno en él e Internet libre de cargos extras, por tan solo 600 Euros al mes con todo incluido. El segundo apartamento quedaba en una zona llamada Argüelles, tenía una habitación, dos camas, una cocina eléctrica que parecía más bien hornillas empotradas sobre un lavaplato y la luz se pagaba aparte, un baño con tina y podía usar el agua que me diera la gana (no pagaba el agua), estos pisos eran bastante feos en comparación con el primero, pero cooo%$ el tipo me dijo que había Internet de la comunidad, que había lavandería, que si alquilaba este apartamento el me regalaba una TV para ponerla, el cable era gratis y lo más importante es que iba a tener mi espacio el cual necesitaba para trabajar (tatuar). La verdad es que este último piso no me gustaba tanto como el otro, pero era más barato costaba 450 Euros y con todo lo que el vendedor me había dicho, yo me sentía más coronado que en casa de sifrino”, expresó el tatuador maragariteño.

Zigmaz - Tatuador preso en España 01

Metro de Argüelles en Madrid

El amigo de mi amigo se decidió por el segundo apartamento para comenzar a tatuar y tener su platica, sin embargo, en el momento de la negociación por fin entendió porqué el vendedor había sido tan amable con él, este le dijo: “ayyy cuantos tatuajes tienes, ¿hasta dónde llegarán esos tatuajes? si quieres me puedes pagar de otra manera (…) tengo varios amigos que pagarían bien por ti”, Night le dijo: “no tranquilo, con dinero estamos bien”. Después de haber evadido con éxito al vendedor homosexual, y de haber pagado CON DINERO un mes administrativo, un mes de depósito,  y un mes de adelantado, al fin tenía las llaves de su nueva casa y solo podía pensar en una cosa: “cooo%& tengo unas ganas de estrenar  ese bañera porque tengo más de 7 días sin bañarme”. Sin embargo, allí empezaron sus chascos con el apartamento teniendo ganas de remojarse un rato en la tina para quitarse los 7 kilos de mugre acumulado y las temigas, resultó que la tina era muy pequeña para su estatura y que el agua bajaba tan lento que ya entendió porque el servicio de agua no se cobraba.

Zigmaz - Tatuador preso en España 02

El Simply Market de Madrid

Luego de bañarse salió al supermercado llamado Simply que vendría siendo como el Excelsiour Gamma de Venezuela, compró un kilo de sardinas y harina pan, para poder comer su primer almuerzo decente desde que llegó a la capital española, llegó a su apartamento y no habían pasado dos horas para encontrarse con su segundo chasco, la cocina estaba echada a perder y era demasiado tarde para que atendieran los del mantenimiento del edificio, así que tuvo que esperar hasta el día siguiente. Todavía no le habían entregado el televisor que le habían prometido así que para matar el aburrimiento decidió usar el teléfono móvil y probar el Wifi de la comunidad (hasta este entonces no habían pasado 5 horas de haber estado en el apartamento para darse otro mamonazo en la cara), al tratar de abrir nuestra página ZigmaZ.com (eso es mentira ZigmaZ no existía hace dos años, pero publicidad es publicidad) en el explorador del teléfono se redirige automáticamente a una página con un mensaje muy claro, “YOU MUST TO PAY OUR SERVICE”, aterrado por la noticia pero la curiosidad mató al gato, hizo click en ese fatídico mensaje que había terminado de arruinar sus ilusiones con su nueva vivienda, estos eran los precios “ One day – 5 Euros, One Week – 15 Euros, One Month – 45 Euros” y más terrible aun, no incluían IVA, jajajajaja. El héroe de nuestra historia decidió rendirse ante el cansancio de esa semana agotadora y sobretodo de los disgustos de ese día, y echó un camaroncito.

Al día siguiente el vendedor gay llama a Night para entregarle la tan prometida televisión, le toca la puerta y le entrega un artefacto desconocido (más parecido a los aparatos que usaban en Los Picapiedras de Hannah Barbera que una televisión como en nuestra civilizada Venezuela conocemos) al final esa vaina prendía pero nunca supo cómo hacer que se viera un canal. “En vista de mi aburrimiento, porque no quería pagar 45 Euros de Internet, no conseguía hacer que sirva la TV, y aparentemente lo más divertido que había que hacer en mi apartamento es comer techo, pues decidí tomar la decisión más lógica como venezolano que soy, ¡VAMOS A SALIR A ACABAR EL TRAPO!”.

Acabando el trapo en Madrid (mala idea)

Zigmaz - Tatuador preso en España 03

Fiestas del Barrio La Latina

Night estuvo varios días saliendo por la noche a tomar en las plazas como era nuestra costumbre hace tantos años en Altamira y en La Castellana, pero era mejor porque los chinos eran como meseros se llegaban a las plazas a vender birras por un Euro. Entre tanta acabadera de trapo el protagonista de la historia coronó una jevita que era tan o más acabatrapos que él llamada Mayden, pasaron muchos días lejos del estado de sobriedad (pero muy muy lejos). “Un día terminamos en las fiestas de un barrio llamado La Latina después de estar tomando tantos días yo no me encontraba en la totalidad de mis cabales, pero me consolaba saber que no era el único, ya que estas fiestas duran dos semanas en los que todo el mundo está de rumba y más rascaos que uno. En la madrugada me estaba tripeando unos panas que estaban tocando reggae en la fiesta con tambores y todos los instrumentos, cuando de repente en cuestión de minutos todo el sitio estaba lleno de camiones de pacos y comienzan a bajarse 5 policías de cada vehículo armados con escudos de antidisturbios, unos cascos en el que no se les veía la cara y con los rolos extensibles. En ese momento suena un silbato y todos estos pacos (que allá se les dicen maderos) comenzaron a perseguir y golpear a toda figura humana que se les cruzara en frente (esa vaina estaba peor que el Metro de Plaza Venezuela en hora pico). Eso sí, la jeva con la que yo andaba no era ninguna gafa, ella me agarró de la mano y comenzamos a correr, cada botella que ella veía en el camino se la tiraba en la cabeza a un policía, e igual que este terminaron toooodos los días de esas fiestas del barrio”, relata el señor Night.

El robo de casa express en España

Días después de haber terminado las fiestas y haberle bajado dos a la acabadera de trapo, Night y su chica comienzan a hablar del futuro y toman la decisión de mudarse al apartamento de ella que era un piso okupa (por lo que no había que pagar alquiler). Resultó que entre los vecinos había un ex pretendiente de la jeva de Mayden que estaba realmente picado, resentido y arre… pentido que se dedicaba justamente al robo de casas express y abrir departamentos para okupar, es decir, que se metía en viviendas desocupadas les cambiaba la cerradura y luego los alquilaba como si fuesen suyos (la forma más común de estafa en España). “Este desgraciado realmente debió haber quedado demasiado picado (se nota que los españoles no son como nosotros que nos rotamos las jevas) nos estuvo cazando hasta que un día decidió dar su golpe más bajo. Yo no podía creer lo que estaba sucediendo, si es que mi novia y yo solo salimos una hora y media de la casa ese día cuando de repente ella entra primero por el portal del edificio (nosotros vivíamos en la planta baja) y mientras yo estoy cruzando el pasillo veo la cara de asombro de mi chica mientras me dice: «Ostia Carlos que no hay puerta»  y yo no le entendía  por eso le pregunté: «¿cómo que no hay puerta?» Si yo había pasado todo el día con ella y no había visto que ella tomará suficiente como para desvariar de esa forma. «!Que no, que no tío, que no hay puerta!» para mi asombro, ella por primera vez no estaba desvariando, realmente no había puerta en nuestra casa, automáticamente ya yo había deducido el resto, pero resultó que no, me equivoqué, ERA MUCHO PEOR , no solo nos habían robado, la verdad es que la escena era mucho más tétrica que eso, me encontré que aparte de haberme robado mi guitarra, la laptop, el celular, el televisor y las MÁQUINAS DE TATUAR (mi única fuente de ingreso) nos habían cortado la luz, el agua, nos destruyeron los muebles de la casa, los espejos, la vajilla, todo los utensilios del baño (sí también la poceta). Encima los muy desgraciados habían tenido las bolas de haber cortado toda nuestra ropa para que ni siquiera tuviésemos con que vestirnos. Para rematar ya que la casa era okupa y por el hecho de que ya no existía cerradura alguna se anulan nuestros derechos por vivir allí y el simple hecho de estar dentro de la casa ya era un delito, debido a las normas municipales de Madrid, por ende nos quedamos en la calle. Pero me dije a mi mismo: no pasa nada estoy como al principio, solo que esta vez no tenía lucas”.

Malviviendo en la calle y primer arresto

Zigmaz - Tatuador preso en España 04

Museo CaixaForum

Luego Night y su chica pasaron 3 semanas en la calle durmiendo en el estacionamiento del Museo CaixaForum, y en los vagones de los trenes que van desde Madrid hasta Aranjuez siempre acompañados de una perrita llamada Skunk, una cachorrita American Stanford que metía el miedo suficiente para que nadie les molestara el sueño. Ya que se veían en la calle y sin dinero, a Night se le ocurrió la idea de invadir una casa desocupada, primero buscando en Internet las casas que los bancos tienen hipotecadas o desauseadas, escogió una en el barrio de Puente de Vallecas donde se metió con éxito y pasó 4 días en ella, y al pensar que la tenía ya lista decidió comprar el taladro e intentar cambiar la cerradura, cuando él se metió por la ventana un vecino lo vio y le llamó a la policía, Night no pudo cambiar la cerradura a tiempo ya que la puerta de la casa era blindada, y justo antes de abortar a misión e irse los policías ya estaban tocando la puerta. “Ya había decidido que iba a ser imposible y estaba dispuesto a irme,  en lo que oigo un KNOCK, KNOCK,  y al ver la mirilla de la puerta veo a 5 pacos esperando afuera y este me decía:  «ciudadano por favor necesitamos que abra la puerta»  y yo no encontraba como decirle que no puedo (no le puedo decir que yo estoy tratando de violentar la cerradura, pero tampoco podía abrirla) yo pensé que como la puerta era blindada y ellos no tenían permiso no podrían entrar, yo estaba muy tranquilo hasta que volteé a mi derecha y veo a un paco entrando por la ventana «que pende%0 fui la dejé abierta». Salí a la terraza y cerré la puerta, en lo que volteo hacia atrás hay un hueco en la puerta y salía la cabeza de uno de ellos, el policía me decía: «chaval mejor entrégate que si no va a ser peor», yo me di la vuelta y le respondí: «mi pana no puedo» y salté por la terraza tal cual como un suicida, caí con los dos pies parados en el suelo y antes de poder reaccionar ya un oficial me había atrapado entre sus dos brazos. Me tiraron al piso, me dieron un paliza todo el camino hasta la patrulla, a pesar de los golpes en la comisaría resultaron ser burda de panas. Y ese fue mi primer arresto”, describió el venezolano acabatrapo.

El protagonista de la historia pasó dos días en el calabozo hasta que lo llevaron a juicio rápido y luego de 72 horas incomunicado de la civilización, harto de comer leche con galletas y mermelada de desayuno almuerzo y cena, y con los “huevos en la garganta” pensando que lo iban a llevar en la cárcel, la abogada que le confirió el estado le dijo que eso era una multa y que tenía que pagar 6 Euros todos los días durante dos meses, Night aceptó el trato, “cualquier cosa antes de ser deportado, jajajaja”.

Zigmaz - Tatuador preso en España 05

Plaza del Sol en Madrid

Los padres de la novia de Night tuvieron mucha lástima por todo lo que habían tenido que pasar estos dos y decidieron darle dinero para que alquilaran un apartamento y se dejaran de estar inventando estupideces, y ellos rentan una vivienda en todo el centro de Madrid, en la Calle de la Cruz al lado de la Plaza del Sol, en el que lograron resurgir y estabilizarse económicamente, pero ya saben qué significa tener dinero en las manos de dos acabatrapos… ¡destruir el trapo!

La tía Junkie de Mayden

Un día de normal (de mal borrachera) recibieron la visita de la tía Isabel, resulta que era una drogadicta, les pide dinero a los tortolitos para comprar un poco de crack. Resulta que Mayden le dice a Night que acompañe a su tía al Barrio Lavapie de Madrid en este van a controlar las piedritas, y luego le dice al protagonista de la historia que la acompañe a un lugar cerca (la casa de la tía que era un trastero, apartamento muy pequeño sin ventanas) porque “no se podía aguantar para fumarse las piedras”. En el hogar de la tía de Mayden estaba durmiendo su prima (hija de la tía Isabel), la señora de más de 50 años entra al baño a fumarse sus piedritas y Night la espera sentado en la sala viendo como roncaba la prima de Mayden. El venezolano escucha a la tía recibiendo una llamada en el baño, pero no escuchó muy bien lo que decía, no le prestó atención porque él nada más quería regresar rápido a su casa. Ya al terminar de “colocarse” la tía Isabel y Night se encontraban de camino regreso a su casa, pero a mitad de camino se encontraron a Mayden y sorprendido este le dijo a su novia:  “mi amor que sorpresa me viniste a buscar”, y ésta le tiró a botellas y le comenzó a gritar “TE HABEIS FOLLADO A MI PRIMA, HIJO DE (…) TE HABEIS DROGADO” a todas estas el pobre muchacho no sabía la razón por la que su borracha mujer le estaba tirando botellas en medio de la calle, pues resulta que la tía Isabel le dijo a Mayden por su móvil que Night andaba fumando piedra y teniendo sexo con su hija. Claro, como toda mujer celosa empieza a insultar sin preguntar.

Zigmaz - Tatuador preso en España 06

Barrio Lavapie

Luego de 3 minutos de pelea marital callejera llega la policía, y los oficiales detienen al venezolano (claro como él es moreno y no blanquito español) después de hablar con él los polis en un rato se dan cuenta que la del problema es Mayden que anda rascada, le piden documentación a Night y este les dice que no tiene (obvio está ilegal). “Los policías me pidieron en DNI (cédula española) o cualquier tipo de documentación para comprobar tu identidad, al yo tener ausencia de ella me dijeron que me iban a llevar a comisaría para comprobar las huellas digitales. Una vez que me monté en la patrulla Mayden se lanzó en la patrulla para que ellos no me llevaran y los polis me dijeron «Macho, tu novia es algo problemática ¿no?»  yo les dije que sí un poco, es solo cuando se emborracha (que es la mayoría del tiempo) los polis le dicen «bueno, realmente nosotros no te hubiésemos detenido si ella no estuviese gritando, si sales de esta deberías buscarte algo mejor tío». Al llegar a la comisaría me hicieron el examen de las huellas digitales y me dijeron «Macho es tu día de suerte, desde hace días eres candidato para ser deportado». Luego de eso me encerraron en el calabozo durante 48 horas, era la segunda vez que estaba preso en España, hasta que me llevaron a juicio. Los policías le informaron a Mayden que yo iba a ir a juicio en el Tribunal de Plaza Castillo. Durante el juicio me enteré que mi novia ya no era Mayden sino que se llamaba Sandra (la prima con que supuestamente me acosté), que estaba embarazada de un hijo mío, esa era la cuartada que eligieron para mí. Pero, sin importar lo buen actor que fui en el juicio a las pocas horas me entregaron un enunciado que decía «AL NO HABERSE PRODUCIDO EL PARTO, YO NO TIENE RESPONSABILIDAD CON TAL NIÑO», por lo tanto se iba a proseguir con mi repatriación. A la medianoche de ese día me transportaron junto a un chino (el cual no hablaba español), un vietnamita (el cual no hablaba chino ni español) y un rumano (que había estado preso por asesinato); al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) ubicado en  Aluche, Madrid. Este era un centro de régimen no penitenciario”, destacó el joven con mala leche.

Preso en el extranjero (2da parte)

Zigmaz - Tatuador preso en España 08

Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), Aluche.

“Allí estuve desde el 13 de diciembre de 2013 hasta el 24 de enero de 2014, yo cumplí años el 15 de diciembre así que mi novia cumplía el 10 de enero, así que no solo me perdí el 24, el 31 y el día de reyes que  también se celebra en España. Dejar el alcohol en la cárcel fue difícil, pero una que otra vez me podía fumar un canuto hecho con tabaco de hachís. El tabaco sí lo podíamos conseguir, de hecho lo comprábamos allí mismo, creo que nunca había en entendido mejor la frase «fumar como una p… presa» ya que a veces podía llegar a 2 cajas al día. El desayuno era quizás la mejor comida del día nos daban una especie de guayoyo de café con leche con agua, un potecito de margarina, otro de mermelada que era de fresa y un pedazo de pan duro. Sorprende escuchar que este fuese la mejor comida del día pero era la que tenía más sabor, porque el resto del día lo común era que nos sirviesen un plato de macarrones en sus versiones más económicas, solo y a veces con tomate, y ahorrando bastante dinero en condimentos. A veces nos daban espagueti para que no nos aburriéramos de los macarrones. Yo soy de las personas que duerme mucho, pero en la cárcel me dejé de eso porque el primer día que me quedé dormido me cayeron a porrazos en los pies. La gente normalmente piensa que al estar en la cárcel vas a tener problemas con los otros presos, pero en este caso no era así, obviamente cada quien se juntaba con su gente, africanos con africanos, chinos con chinos, latinos con latinos, etcétera. Pero entre grupos lo común es que no se llevasen bien, no obstate, de una manera u otra nos sentíamos integrados en el mismo grupo porque todos teníamos un enemigo en común, los españoles. Realmente el único problema que llegué a tener allí era que llamaba mucho por teléfono, y los otros se molestaban por eso de resto no había conflictos”.

En la cárcel de extranjería Night había conocido a un hombre negro de Sierra Leona que no puede ser deportado y que el tipo estaba loco, arrancaba las ventanas, los retretes, y era el único que no podía salir de su celda por lo violento que era, lo mantenían medicado con pastillas y esto último fue lo que lo volvió loco. No lo deportaban porque Sierra Leona es un país donde si el volvía lo mataban (solo en casos así no se deporta al ciudadano), y aprendió a hablar un spanglisgh-french, mezclaba inglés, francés y español para comunicarse (un idioma que prácticamente él inventó). También conoció a un ucraniano llamado Sacha, con una situación parecida pero menos psicótica, él durante el tiempo que estuvo en la prisión de extranjería lo trataron de deportar 3 veces, en el primero un policía lo mandó a buscar para llevarlo al aeropuerto pero antes de montarse en el avión hacia un escándalo para que el capitán de la nave se asustara y no lo dejase montar, la segunda vez lo buscaron tres policías lo esposaron y le colocaron un cinturón magnético para las esposas,  asombrosamente Sacha pudo escabullirse con otro escándalo y lanzándose por las escaleras mecánicas pero regresó golpeado con un brazo dislocado pero atrasó su vuelo, sin embargo, dos semanas después en el tercer intento se lo llevaron los militares y le colocaron esposas en las manos, en los pies y el cinturón para que no pudiera moverse. Al final Sacha llamó desde Ucrania a sus amigos de Centro de Internamiento de Extranjería en España para decir que llegó a salvo y no pudo hacer que lo devolviesen.

Zigmaz - Tatuador preso en España 07

Vigilancia del Centro de Internamiento de Extranjeros

El último susto y adiós

“En el día 40 ya yo era otra persona, estaba totalmente desinhibido y más rebotado que nadie, mi número era el 2873. Les voy a hablar claro en la cárcel de extranjería solo te pueden retener por 60 días pero en ese transcurso me podían deportar, la idea era hacer cualquier treta para que pasara ese límite de tiempo. En una de esas me tocó la puerta de la celda un policía que él era que se iba a encargar del vuelo hacia Caracas, me dijo que tenía que firmar el billete de avión y regresarme a Venezuela por las buenas (claro yo ni loco consideraba esa opción, porque las pocas horas que podía ver televisión habían dado alguna que otra noticia sobre Ucrania y Venezuela, era el momento de las guarimbas), yo ya conocía cómo hacer para escaparme porque Sacha nos contó a todos cómo hacerlo. Cuando el oficial me dijo que firmara el billete se dio cuenta que era una orden del juez que había decidido que podía salir en libertad, justo cuando ya yo estaba dispuesto a hacer un berrinche en el aeropuerto”.

“Si te capturan los de inmigración de cualquier país finge ser cubano, porque como a ellos si los deportan los matan, ya que al abandonar Cuba lo consideran traición al régimen”.

Night salió liso de esa situación engorrosa, ya había regresado a su casa con su novia, siguió tatuando y trabajando, con alguno que otro problema parecido con su mujer y pasó 6 meses libres de problemas carcelarios. No obstante, un buen día Mayden le dice que saque a pasear a un perrito que habían adoptado, cuando él estaba en la calle lo paran una patrulla de policías y le indicaron que tenía una orden de busca y captura porque nunca lo habían deportado y la tercera es la vencida. Mayden hizo otro espectáculo para que no se lo llevaran pero al final, ella le dijo a Night que iba a comprar un boleto de avión para Venezuela, se casaban en el país para que pudiesen regresar a España. El protagonista de nuestra historia estuvo preso 5 días más, y lo montaron en un avión directo a Venezuela llegando en agosto del 2014 al país, su novia se vino una semana después y se casaron en la isla de Margarita. Todavía andan sacando los papeles y DNI de Night para que obtenga su ciudadanía española y vivir en Europa tranquilos y relajados, mientras tanto Night no puede entrar 15 países de la Unión Europea durante 4 años.

De esta historia aprendemos dos cosas, los venezolanos no podemos acabar el trapo en el extranjero, como dice un chiste de Emilio Lovera: “Una cosa es turismo y otra inmigración”. Le damos gracias a Night por la entrevista. Si quieres saber más sobre el arte de este joven talento entra en su Instagram —> Perfil de Night.

Armando Alvarado / Redacción ZigmaZ

Comparte este artículo:



 

Déjanos tus comentarios:

Periodista y redactor de ZigmaZ.com, amante de la música y los animales. Especialista en SEO, y ahora estudiando un posgrado de Publicidad y Mercadeo.

Loading...

Noticias Relacionadas

Suscríbete gratis a nuestros últimos posts

Recibe nuestros últimos artículos a tu correo ¡totalmente gratis!

Comunícate con ZigmaZ a:

 

Contacto: [email protected]
Publicidad: [email protected]