Redacción ZigmaZ ǀ noviembre 8, 2017, 10:03 am

Kendall Jenner lleva un carrerón inmobiliario que ni el Monopoli. Con 21 años acaba de comprarse una mansión en Beverly Hills (la zona pija de Los Ángeles) por la que ha pagado 8,55 millones de dólares.

La casa, de estilo colonial español, cuenta con 5 habitaciones, 6 baños (nunca entenderemos esas casas que tienen más baños que cuartos), piscina, pista de tenis, sala de cine y un jardín más grande que el nuevo Wanda.

 

El casoplón en cuestión es el tercero que compra la hermana (por parte de madre) de Kim Kardashian, y aunque ella está muy ilusionada con su nueva adquisición, a la diva del clan le ha faltado tiempo para decir que la mansión no le gusta ‘nothing the nothing’.

Sin embargo, el motivo por el que Kim no está nada contenta con la compra de su hermanita no tiene que ver ni con los lamparones ni con el gotelé (si lo hubiera): el principal problema que ve Kim es que el anterior morador de la casa fue Charlie Sheen, un pieza de mucho cuidado según la ‘socialite’.

Con información: Vanitatis

 

Comparte este artículo:



 

Déjanos tus comentarios: