ZigmaZ ǀ septiembre 24, 2016, 11:05 am

Los encuentros con clientes y la atención al público hacen que más de un día llegues a casa con la cabeza a punto de estallar. Los nervios, el estrés y los nervios se alían para producir un fuerte dolor, pero la forma de combatirlo es muy sencilla.

Unos pequeños ejercicios harán de este dolor desaparezcan de manera rápida al relajar tu mente y así poder liberar la tensión acumulada.

La vista es uno de los sentidos que más ejercitamos a lo largo del día, y llega un momento en el que dice ¡basta! Los parpados pesan y la sensación de fatiga es intensa.

El siguiente automasaje  es lo más aconsejable para liberar toda la tensión generada por las malas vibras del día a día.

Pasos a realizar

  1. Lávate las manos con agua fría, mantenlas en debajo del chorro durante un par de minutos, esto hará que tus manos estén relajadas al liberar tensión gracias al agua.
  2. Relaja los brazos a lo largo del cuerpo y respira hondo, tratando de compensar la respiración.
  3. Cierra los ojos y dirige las yemas de los dedos, presionando suavemente en la zona de la sien y realizar pequeños círculos.
  4. Sin dejar de hacer círculos, mueve las manos hacia atrás, dirigiéndolas hacia la base del cráneo y masajea de a misma forma esta zona durante unos minutos. Haz el recorrido desde las sienes hasta la parte posterior del cráneo, justo por encima de la nuca, sin dejar, en ningún momento hacer la rotación con ambas manos.
  5. Regresa hasta la frente del mismo modo que antes y vuelva a masajearla.

Un pequeño secreto

Puedes alternar el sentido de los círculos, en unas ocasiones hacia adelante y después al revés. Así el ejercicio resulta mucho más completo.

Redacción ZigmaZ

 

Comparte este artículo:



 

Déjanos tus comentarios: